No hay festival con nombre más elegante que el festival sexitano que cumple sus 35 veranos este año. El “Jazz en la Costa” de Almuñecar es la respuesta meridional a los poderosos festivales de jazz de la costa cantábrica. Una propuesta frente al Mar de Alborán no es poca cosa. Con menor presupuesto pero con carteles originales y la presencia de lumbreras del mundo jazz que atraen a un público muy variado que tienen anotada esta cita estival en el calendario musical de nuestro país.

35 años parecen poco si se los compara con las 57 ediciones que cumple este año el decano festival de San Sebastián. Pero hay que estar ahí y seguir programando buena música para cumplir las expectativas que crea entre los aficionados que acuden atraídos por la música y el marco incomparable del Parque del Majuelo dónde se desarrolla ¡Ese sitio tiene algo de magia se ha escuchado decir a más de un músico!

Pero no siempre fue esta la sede del festival. El primer certamen surgió en un lugar tan improbable como la discoteca Bugalú de Torrenueva de dónde pasaría a Motril. Aquí por cierto quedará para el recuerdo la actuación del añorado Tete Montoliú. Tres ediciones antes de que se asentara definitivamente a la sombra del Castillo de San Miguel de Almuñecar. Este año el Festival incluye en su programación algunos nombres inéditos por este rincón de la costa granadina. Y otro músico más que dejará estampada su huella en el “Bulevar del Jazz” para incrementar la leyenda del lugar, acompañando a ilustres como Charles Lloyd, Jorge Pardo, Elian Elías, Chucho Valdés, Kenny Barron o Enrico Rava.

De los músicos que conforman el cartel de este año ya iremos dando cuenta por aquí próximamente. Algunos son ya asiduos como el infatigable Kenny Garrett y otros, caso de Michel Portal o Mulato Astatke, a buen seguro quedarán hechizados por la magia del lugar.

35 años quizás no sean nada, pero ahí te quiero ver. Y que lo sigamos viendo y escuchando por más años. Feliz efeméride esta que va casi paralela a la de su hermano mayor el Festival de Granada que ya sobrepasó los cuarenta.