Por alguna curiosa razón, no hay concierto de jazz que no fije atentamente mi mirada y
agudice los oídos con el baterista de turno. La percusión me llama la atención tanto que si
esta falla el sonido del resto de la banda parece adolecer de consistencia. Puede parecer
una exageración, pero no sin razón el longevo y legendario batería Roy Haynes dijo que
“la batería es el fundamento del jazz”. Cada uno llevo lleva el agua a su molino claro está.

Se abre este año el festival con un líder a la batería, siguiendo la estela de músicos
legendarios como el gran Art Blakey aunque más cercano quizás a un Mark Giuliana. Algo
le emparenta a ambos pero Makaya McCraven tiene su propia trayectoria, su propio
sonido. Una mirada puesta en los clásicos y otra en un sonido más contemporáneo, con
un patrón rítmico que destaca en la escena jazzística actual por su original propuesta.

Porque este músico, compositor y productor de Chicago es muchas cosas, pero es sobre
todo un músico caleidoscópico con una gran capacidad para crear, y recrear, sonidos
nuevos desde el “beat” frenético e ingenioso de su percusión. Todo un alarde de ritmo
como lo demuestran los doce discos firmados como líder o co-líder.


La banda que acompaña a McCraven en su gira está compuesta por músicos de la
escena de Chicago, donde el músico ha creado su música al abrigo de pequeños clubes.
Todos se conocen perfectamente y presentan una propuesta musical tan compacta como
contundente bajo la dirección del batería que suele dejar protagonismo al resto de
compañeros de escena. En su último trabajo, “Deciphering the Message” (2021) ya
estaban estos músicos junto a McCraven rindiendo homenaje a clásicos americanos
como Hank Mobley, Art Blakey u Horace Silver. Un disco para el legendario sello Blue
Note dónde estos maestros del jazz grabaron algunos de las clásicos de todos los
tiempos. Su próximo trabajo se titula “In this Times” y saldrá el próximo mes de
septiembre por lo que quizás nos ofrezca alguna primicia.


Decía Miles Davis que la trompeta debía estar acompañada de un buen baterista. Makaya
McCraven cuenta en su banda con un trompetista de fuste y talento como Marquis Hill. Su
sonido, que ya se escuchó en la edición del 2018 junto a Kurt Elling, parece ser la mejor
compañía del músico de Chicago. Habrá que estar atentos a lo que este tándem nos
ofrece la noche del martes.